Home / Educación / El Gasto que lleva a la falta de Calidad – Jairo F. Torres Ibarra

El Gasto que lleva a la falta de Calidad – Jairo F. Torres Ibarra

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE LAS AMERICAS

MAESTRÍA EN: CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

ASIGNATURA: PROBLEMAS EDUCATIVOS EN MÉXICO

CUATRIMESTRE: 3

TAREA No: Caso Práctico

TÍTULO: EL GASTO QUE LLEVA A LA FALTA DE CALIDAD

NOMBRE DEL ALUMNO: JAIRO F TORRES IBARRA

MATRÍCULA: M17010100919

ASESOR: DOCTORA MARGARITA MORENO MURILLO

FECHA: 11 DE DICIEMBRE DEL 2017

 

“EL GASTO QUE LLEVA A LA FALTA DE CALIDAD”

 

INTRODUCCIÓN

A través de las últimas décadas, el gasto en la educación mexicana por parte del Estado ha incrementado. Claro, han gastado más, pero no han invertido más. La diferencia entre gastar e invertir, es que gastar es soltar el dinero suficiente para obtener algo que queremos ahorita, e invertir es soltar el dinero suficiente para obtener algo que queremos en el futuro. En otras palabras, la inversión en la educación no ha sido proporcional a otros indicadores de la población, ha sido ineficiente.

 

DESARROLLO

De entrada, México sigue gastando mucho menos porcentaje de su PIB en la educación, en comparación de otros países como EEUU o China. Como ya lo mencioné, a primera vista, el gasto educativo se ve que ha incrementado, aunque el gasto por alumno ha quedado muy por debajo de otros países en desarrollo o desarrollados (varios de los miembros de la OCDE).

Con respecto a la distribución de ese gasto, un muy alto porcentaje está dirigido al pago de personal y muy pocas dirigidas nuevas tecnologías o investigación. Además, casi todo el gasto proviene del financiamiento del Estado, y muy poco de recursos generados por las propias instituciones.

Los problemas del financiamiento educativo han llevado al surgimiento de tres graves problemas que se enlistan y explican de forma breve a continuación.

1.- Infraestructura inadecuada. Muchas instituciones públicas carecen de presupuesto para mantenimiento de los planteles.

En las escuelas de educación básica es muy común que se les pida apoyo a los padres de familia para el mantenimiento de dichas instalaciones. En las escuelas de educación superior, a veces no se cuenta con el equipamiento necesario para ciertas carreras. Estas faltas se transfieren a gastos agregados por parte de las familias de los alumnos.

2.- Falta de mecanismos para generar recursos propios. Casi todas las instituciones públicas, especialmente del nivel básico, no cuentas con mecanismos para general recursos propios para sus instituciones y dependen de mayor parte del recurso federal.

3.- No se puede evaluar cómo se gastan el dinero. Tanto como no hay sistemas de evaluación adecuados para medir los estándares de calidad de las escuelas públicas, como no hay instrumentos adecuados para verificar el gasto del presupuesto. Por eso, en ciertas instituciones públicas como en la institución donde laboro, acaban por gastar $25,000 en un jardín de 3 metros de ancho y 5 metros de largo, en donde solamente se colocó un camión de gravilla.

 

PROPUESTAS

La falta de eficiencia del financiamiento educativo requiere de grandes medidas y de un trabajo en conjunto con todos los organismos involucrados. Pero en este ensaño hago tres propuestas para dar solución a los problemas que anteriormente he descrito.

Primero, es de suma importancia hacer una distribución más eficiente de los recursos. En específico, es importante reducir los salarios de los directivos que ganan hasta diez veces más que los profesores a su cargo. Incrementar el porcentaje inexistente dirigido al mantenimiento de las instalaciones de las escuelas. Incrementar el porcentaje dirigido para la inversión en materiales didácticos.

Segundo, crear e implementar mecanismos para que las instituciones de todos los niveles puedan generar recursos propios. Normalmente, las instituciones de nivel superior son las que tienen programas de formación continua o educación continua donde pueden atender al sector productivo y generar sus propios recursos. Estoy muy seguro que los profesores de todos los niveles tienen algo que contribuir al sector productivo. Por ejemplo, se podrían ofrecer cursos sabatinos de inglés, manualidades o informática, que tengan un costo accesible para las comunidades que rodean la escuela. De hecho, ya hay muchas escuelas que hacen eso. Pero donde, en mi opinión, están fallando es que ofrecen los cursos de forma gratuita. En mi experiencia con cursos a la comunidad, muchas veces los vecinos de las escuelas suelen menospreciar ese tipo de cursos porque, como no pagan por ellos, piensan que no tiene la calidad necesaria. Por lo tanto, es mejor cobrar esos cursos para generar recursos propios y honorarios adicionales para los profesores.

Por último, se deben implementar mecanismos para la evaluación del gasto por parte de las instituciones. No puede haber lugar para gastos inexplicables o desproporcionados dentro de las instituciones públicas ya que el dinero que se utiliza proviene de los recursos nacionales (como impuestos) que pertenecen a todos los mexicanos. Esto puede darse si se incrementa el porcentaje que aportan los estados. Si cada estado aporta más a la educación, se interesarían más por saber cómo es que se gasta ese recurso.

Conclusión

Sin duda alguna, es importante invertir mucho más en la educación de nuestro país y optimizar la distribución de esos recursos. PERO, si no implementamos sistemas que nos puedan ayudar a medir a donde se van esos recursos, el gasto será en vano.

 

BILBIOGRAFÍA

Arnaut A. (2010). «Los grandes problemas de México». México. Ed. El Colegio de México A.C. Páginas 159-180.

INEGI (2010). «Mujeres y hombres en México 2010». México.

ISBN 978-607-494-097-8.

Mendoza J. (2004). «El financiamiento de la educación superior». México. ANUIES mayo 2004. Páginas 23-41.

Prawda J. (2001). «México Educativo Revisitado», México, Editorial Océano. Páginas 120-129.

Solana F. (2005). «Educación y desigualdad». México. Editorial Siglo XXI Editores S.A de C.V. Páginas 21-35, 87-107.

Torres Ibarra, Jairo. El gasto que lleva a la falta de calidad. México: CEAAMER, 2017. 5 hojas

 

Check Also

Restricciones

Barbosa Guzmán, Carlos Marx. Restricciones y ambigüedades en la libertad religiosa en México.

RESTRICCIONES Y AMBIGÜEDADES EN LA LIBERTAD RELIGIOSA EN MÉXICO.                                      Autor: Mtro. y Dr. H. …

Powered by keepvid themefull earn money