Home / Trabajos Académicos / Vela Cuevas, Mónica. Las posibilidades de aplicación en México de la enseñanza “m-learning. (Mobile Learning).

Vela Cuevas, Mónica. Las posibilidades de aplicación en México de la enseñanza “m-learning. (Mobile Learning).

Logo CEAAMER

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE LAS AMÉRICAS

DOCTORADO EN EDUCACIÓN
PROCESOS Y HERRAMIENTAS EN LA INNOVACIÓN EDUCATIVA

CUATRIMESTRE: SEGUNDO

Entrega número 5
Las posibilidades de aplicación en México de la enseñanza
“m-learning” (Mobile Learning).

MÓNICA VELA CUEVAS
MATRÍCULA: M22010609033

DOCENTE: MARGARITA MORENO MURILLO

10 DE JUNIO DE 2022

La educación tradicional es un modelo que se realiza de forma presencial dentro de las aulas y donde la figura principal es el profesor, quien tiene la responsabilidad de enseñar y transmitir sus conocimientos a los alumnos con base en las habilidades y herramientas a su alcance; la otra figura es la del alumno, quien juega un papel pasivo, siendo sólo un receptor de información. Se basa en una relación de uno a muchos, es decir, un solo maestro atiende a varios alumnos; sin embargo, este tipo de educación no se adapta a las necesidades del proceso de aprendizaje, debido a que no todos los alumnos aprenden al mismo ritmo y existe una variada retroalimentación dependiendo de las circunstancias en que se da cada sesión de clases o, en su caso, de qué tanto la facilite el docente.

En este tipo de educación el docente se apega a un programa de trabajo definido y comúnmente se encarga de replicarlo a los alumnos. Cabe señalar que en muchos casos los programas y planes de estudio son obsoletos y han sido utilizados por muchos años y generaciones; otra desventaja es que el horario es rígido, lo que hace difícil para algunas personas asistir a un lugar y hora específicos.

Asimismo, en la educación tradicional la evaluación es vista como la finalización del aprendizaje y muchas veces adolece de imprecisiones y arbitrariedades por parte del profesor, pues una parte es realizada de forma subjetiva, lo que no demuestra con certeza el grado de conocimientos y experiencias adquiridos por los alumnos.

Hoy en día se cuenta con diversos recursos y opciones tecnológicas, una de ellas es la que se basa en el uso de dispositivos móviles con acceso a Internet: Mobile Learning (m-learning). Una de las ventajas de acceder a contenidos educativos desde un dispositivo móvil es que el alumno tiene al alcance la información en cualquier momento y lugar. Esta forma de aprendizaje también permite la convivencia con personas de distintas partes, logrando ampliar así los conocimientos y reflexiones de los participantes por medio de las diferentes actividades que componen este tipo de educación.

El uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) proporciona un medio por el cual los docentes y alumnos pueden comunicarse haciendo uso, compartiendo y difundiendo recursos y entorno multimedia para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Hoy en día existen diversas plataformas y sitios especializados que proporcionan contenidos de aprendizaje para dispositivos móviles, éstos se denominan sitios WAP (Protocolo de Aplicaciones Inalámbricas).

También, contrario de la educación tradicional, el método Mobile Learning es diseñado para ser bidireccional, interactivo, personalizado y flexible, además de brindar la posibilidad de obtener conocimientos de una manera más accesible.

No obstante, a pesar de los avances logrados con la tecnología y lo importante que se ha vuelto en nuestras vidas, aún falta que los docentes y facilitadores incluyan a ambos de manera útil y pertinente dentro de sus clases, ampliando así la frontera de conocimiento que se ofrece en las aulas.

La educación tradicional y la formación en línea no deben verse como métodos opuestos, es necesario combinar las características más significativas de ambas, con la finalidad de crear un modelo educativo híbrido en México, que sea de calidad y mejore los resultados del proceso enseñanza-aprendizaje.

Así, si incorpora el M-learning a la educación en México de manera generalizada, es decir,  la utilización de las nuevas tecnologías multimedia y de Internet a partir de la implementación de “ambientes de aprendizaje basados en [estas tecnologías], se posibilita mejorar e impulsar los procesos de enseñanza y aprendizaje. En este [sistema] el término distancia implica que la recuperación o el acceso al contenido puede hacerse en movimiento, sin importar el lugar y obteniendo un mayor provecho del tiempo disponible” (Hernández y Morales citados en Cabrera, González y Castillo, 2012, p.6).

M-learning pretende también ser una respuesta a las necesidades del estudiantado pues, debido a su capacidad comunicativa, las TIC hoy en día son parte de su práctica cotidiana de comunicación e interacción, ya sea para cuestiones laborales pero incluso para entretenimiento, lo que trae como consecuencia el que los alumnos se sientan familiarizados con este tipo de tecnología y se adapten fácilmente a ella para desarrollar su aprendizaje, lo que redunda en una mayor proactividad digital y en un mayor provecho tecnológico y cognitivo.

En lo que refiere a las características tecnológicas asociadas a m-learning, Cantillo, Roura y Sánchez (2012, 4-5), indican que sus ventaja técnicas son a) portabilidad, debido al pequeño tamaño de los dispositivos, b) inmediatez y conectividad pues permite su conexión a redes inalámbricas, c) ubicuidad, pues se libera el aprendizaje de barreras espaciales o temporales, d) adaptabilidad, pues permite múltiples aplicaciones, servicios, e interfaces acorde a las necesidades e intereses del usuario, incluyendo la posibilidad de agregar accesorios como teclados o lápices digitales para facilitar su uso.

Ahora bien, estas características tecnológicas permitirán que los dispositivos móviles puedan ofrecer alternativas para el uso educativo, pues permiten ser utilizados en situaciones de aprendizaje.

Para su real introducción en el ámbito nacional, por supuesto, se requiere detectar e inhibir prejuicios existentes respecto a barreras que impiden ver a los dispositivos móviles como herramientas educativas, para posteriormente desarrollar modelos de aprendizaje con m- learning que involucren aplicaciones educativas; además no es que solamente los usuarios tengan acceso a dichas tecnologías, se requiere de formación en lo que respecta a docentes, administrativos y directivos, y también con los propios alumnos que si bien tienen habilidades digitales, no necesariamente en el m-learning, es decir, lo prioritario debe ser su incorporación con finalidad educativa.

Sin embargo cabe señalar que en México sobre todo a nivel primaria y secundaria, existe la prohibición del uso de los teléfonos móviles dentro del aula, o incluso dentro de los centros educativos. Muchas son las voces, expertas e inexpertas, que enumeran las virtudes implícitas o los perjuicios inherentes a las tecnologías portátiles.

La realidad es que el uso de los smartphones entre nuestros jóvenes es un hecho irrefutable y la pregunta que debemos hacernos es si podemos aprovechar esa dependencia en beneficio de la educación o si, por el contrario, debemos convertir nuestras aulas en un oasis libre de esta tecnología. Esto propiciaría otro tipo de relaciones sociales y fomentaría el empleo de otro tipo de recursos. Así, a continuación enumeraremos, para reflexión del lector, las ventajas y desventajas del m-learning.

DESVENTAJAS

Pasemos a ver, en primer lugar, algunas de las razones por las que sería bueno mantener nuestras aulas como espacios libres de smartphones:

– Falta de preparación docente: se debe desarrollar la competencia digital del profesorado.

– No se realiza un uso responsable. Empleo indebido de cámara de fotos y vídeo: ciberbulling. Discusiones por Whatsapp.

– Supone fomentar el consumismo. Se producen robos de móviles. Favorece las comparaciones entre alumnos, perjudicando la convivencia. Subraya la desigualdad económica entre los estudiantes. Divergencia de acceso.

– Promueve la falta de disciplina en el aula. Implica menos concentración por parte de los estudiantes. Sirve para copiar, con chuletas. Puede distorsionar el ritmo normal de las clases.

– Limita la imaginación y deteriora el funcionamiento cognitivo.

– Posibles consecuencias físicas y psicológicas: daños cervicales, estrés visual, insomnio, obesidad infantil, sedentarismo, dependencia o adicción.

– Supone un escollo al adecuado desarrollo de las competencias sociales, originándose el conocido como phubbing, esto es, prestar más atención al móvil que a las personas.

– Promueve el uso abreviado, no correcto e inadecuado de la lengua.

– Acompañado, en muchos casos, de una falta de objetivos pedagógicos. Empleado como un fin y no como un medio. Está limitando y retrasando los necesarios cambios educativos de fondo.

VENTAJAS

En relación a las ventajas, podemos destacar las siguientes:

– Ser consecuentes con la realidad, eliminar su presencia sería artificial.

– Desarrollo de la competencia digital, promoviendo el pensamiento crítico, por ejemplo en la búsqueda de información. Uso de herramientas educativas tecnológicas. Enseñar a hacer un buen uso de estos recursos, mediante la prevención y una educación tecnológica.

– Promueve la autonomía y el autocontrol de la propia conectividad.

– Incentiva la creatividad y la imaginación.

– Permite hacer tareas conectados o desconectados. Aprendizaje asíncrono. Posibilidad de organizarse mejor, comunicarse y trabajar colaborativamente entre compañeros.

– Aumento de motivación y participación. Aprendizaje a través del juego. Más entretenido.

– Permite realizar un seguimiento del proceso de enseñanza y aprendizaje. Monitorización. Evaluación formativa. Sirve al docente y al alumno para: realizar test (de evaluación, coevaluación o autoevaluación), controlar asistencia o el ruido en una clase. Puede usarse como agenda, cronómetro, calculadora o reloj.

– Desdibuja las barreras entre profesores y alumnos, promueve una cercanía. Debemos ser los mediadores tecnológicos que nuestros estudiantes necesitan, estrechando la brecha digital entre educación y tecnología. Bien empleado, puede conllevar la incorporación de nuevas metodologías.

– A los alumnos les permite, entre muchas otras posibilidades: acceder a contenidos extra, buscar información, conectarse y colaborar de forma instantánea, usarlo como pizarra digital, para compartir notas, para leer el periódico, para escuchar música, consultar datos, para hacer, ver, editar y compartir fotos, vídeos, imágenes, enlaces o documentos. También puede emplearse como diccionario, traductor o grabadora, para encontrar puntos en un mapa o para estudiar vocabulario e idiomas.

–  Empleo de apps y recursos digitles. Usos educativos de Whatsapp.

– Conexión con los padres. Con aplicaciones como Remind.

– Posibilidades de acceso a la educación en países subdesarrollados.

– Ahorro en inversión con respecto a PCs o aulas de informática. Carácter ecológico.

– Microenseñanza y microaprendizaje: redes sociales, aprendizaje informal y constante. (Sánchez, 2013)

Personalmente, no prohibiría el uso de los teléfonos móviles en el aula u otras TICs, los entiendo como un recurso educativo más, que nos servirá para desarrollar ciertas competencias, muy necesarias hoy en día, además de suponer bastante motivación para nuestros estudiantes que están familiarizados con este tipo de tecnologías. Como cualquier otro recurso educativo, los profesores deberán saber cómo usarlo y establecer ciertos límites, tal y como se hace con otras herramientas. En el pasado se cuestionó el uso de Internet en los centros educativos, por el acceso indebido que podían hacer nuestros alumnos, y hoy, es algo que se da por hecho. El móvil es un ordenador portátil, manejable y altamente atractivo para los estudiantes. Aunque, como siempre, nada es blanco o negro y cada centro, cada profesor y cada contexto, requerirá una respuesta acorde a sus circunstancias, puesto no se puede, ni se debe, generalizar.

REFERENCIAS

Cabrera, P.; González, Y. & Castillo C. (2012Dispositivos móviles en la educación: Percepción de los usuarios sobre los dispositivos móviles como herramienta de aprendizaje. La Educación, Digital Magazine, No. 147, pp. 1-12 Recuperado el: 10 junio, 2022, de: www.educoas.org

Cantillo, C.; Roura, M. & Sánchez, A. (2012Tendencias actuales en el uso de dispositivos móviles en educación. En La Educación, Digital Magazine, No.. 147 pp. 1-21. Recuperado el: 10 junio, 2022, de: www.educoas.org

Sánchez, Cristina (2013). Las competencias profesionales del tutor virtual ante las tecnologías emergentes de la sociedad del conocimiento. EDUCATEC Revista Electrónica de Tecnología Educativa. ISNN 1135-9250 Núm. 44

Bibliografía
Vela Cuevas, Mónica. Las posibilidades de aplicación en México de la enseñanza “m-learning. (Mobile Learning). México: CEAAMER, 2022. 8 hojas.

Check Also

Cortés Hernández, Caritina. Métodos de Atención Psicológica del Adulto Mayor. México: CEAAMER

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE LAS AMERICAS LICENCIATURA EN: Pedagogía ASIGNATURA: Psicología y Desarrollo del …

Powered by keepvid themefull earn money