Home / Educación / El SNTE como Agente del Poder Educativo – Doctoranda Estela Oliver Hernández

El SNTE como Agente del Poder Educativo – Doctoranda Estela Oliver Hernández

EL SNTE COMO AGENTE DEL PODER EDUCATIVO

Introducción

El SNTE es prácticamente un monopólico de la representación y del número de agremiados, es por eso que se diferencia el SNTE del resto de los sindicatos a nivel nacional, que dependen ya sea del gobierno federal o del sector privado.

Además, de que el SNTE como sindicato, ha sido percibido como un intermediario, respecto a los asuntos con sus agremiados, también, en la gestión administrativa y educativa. Fomentando, que la concepción del SNTE como un intermediario, conservé el poder fáctico que ha mantenido desde sus origines el SNTE.

Por consiguiente, el SNTE, posee características particulares y a su vez hay diversas estrategias que aplicado a lo largo su historia. Entonces, a lo largo de este ensayo pondré tres formas de analizar al SNTE como un: Sindicalismo corporativo, como una organización de carácter oligárquico y por último un grupo de un grupo de poder en
el sector educativo.

Además, de que al final expondré algunas conclusiones hacer de la temática que abordaré a lo largo del ensayo.
El SNTE y Elba Esther Gordillo

El SNTE se originó a partir de un […]poder del Estado contra la voluntad de la mayoría de los más 700 sindicatos, federaciones y confederaciones de maestros[…] (Ornelas, 2008, pág. 450).

Donde, el SNTE obtuvo presencia como un monopolio que representaba a los maestros desde sus inicios en 1943 con el presidente Ávila Camacho, quien estableció a la Secretaría de Hacienda que retuviera la cuota sindical y posteriormente entregarla al encargado general del SNTE. (Ornelas, 2008, pág. 450).

El SNTE, a través de sus años se ha convertido en uno de los puntos cruciales del Estado, ya que, por un lado, posee un paradigma nacionalista y la reproducción hegemónica del sistema político. Además, el SNTE tiene legitimización en las políticas educativas, es considerado sindicato-asociación, porque representa a varios intereses de los diversos actores que conforman el Sistema Educativo de Educación Básica.

Por consiguiente, el SNTE es el único sindicato que representa a los trabajadores de la educación pública en los ámbitos nacionales y estatales. (SNTE, 1989). Asimismo, el SNTE no tenido que competir con otros sindicatos por la representación del gremio magistral, ya que, desde que se incorporan a la SEP, los trabajadores, salvo los que son
de confianza, quedan afiliados en automático al sindicato (Muñoz Armenta, 2008, pág. 382).

Donde, el SNTE es un mecanismo de control, que a pesar de que sus líderes son fieles representan corporativismo de control en la libertad de ejercer su labor docente, añadiendo, que el personal docente constituye un grupo profesional con normas particulares (Arnaut A. , 1992, págs. 208-210). Cabe señalar, que el control de corporativismo que se suscita en el SNTE está constituido por diversos grupos profesionales (Muñoz Armenta, 2008, pág. 384).

Es por eso que, la burocracia que se ha conformado en el SNTE tienen en gran medida un […] dominio de la tecnología del poder que sus homólogos de la SEP o de las débiles dependencias de los estados […] (Ornelas, 2008, pág. 454). Propiciando, que en el gobierno de Echeverría se conformará un nuevo modelo de burocrático modernista, que fue distinto a los intereses del SNTE.

Por supuesto, el poder sindical propició que se llegará a confundir con el de la burocracia de la SEP, por el alto grado imbricación, que se originó en los puestos de confianza y los cargos sindicales (Arnaut A. , 1996, pág. 211).

De acuerdo, con (Muñoz Armenta, 2008) el SNTE es un grupo de presión, ya que, se trata de una asociación de individuos cuyo objeto es influir de modo favorable para los intereses del grupo. Mientras que sus líderes han realizado tanto movilizaciones como alianzas con los partidos, buscando con esto beneficios tanto profesional y laboral (Muñoz Armenta, 2008, pág. 391).

Con lo antes mencionado, el SNTE, se consolidado como la única organización sindical, que le ha favorecido ser descentralizada, con sus secciones en cada estado, fomentado con esto, “los poderes coactivos” a través, de la legislación laboral en materia gremial y contractual.

Por consecuencia, el SNTE, a cambio de control comparativo, mantiene un conjunto de “fueros administrativos” a diferencia de otros sindicatos que dependen del gobierno federal (Muñoz Armenta, 2008, págs. 392-394).

Además, de que el SNTE es una “organización de carácter oligárquico”, dado que, sus dirigentes nacionales han constituido liderazgo, donde, Elba Esther Gordillo no es la excepción ya que perduró al frente de la SNTE por un período prologando de (1989-2013), aparentemente, porque la llama “La Maestra” siempre estado presente en las
decisiones que le competen al SNTE (González Ávila & Vargas Hernández, 2016, pág. 7).

Siendo, la SNTE un “[…] grupo cerrado, bien porque tienen el reconocimiento oficial de las autoridades laborales y del sector educativo (a cambio de control, lealtad institucional y apoyo político-electoral)” (González Ávila & Vargas Hernández, 2016, pág.7).

Con lo mencionado, Elba Esther Gordillo, bajo su poder oligárquico ha podido restringir y manejar quienes ocupan los cargos principales del SNTE.

Por lo mismo, Muñoz (2008) llama estructura oligárquica al SNTE que es una organización de presión bilateral: Tiene influencia en sus afiliados trabajadores, además del respaldo por el poder ejecutivo.
Además, de que “Elba Esther Gordillo fue acumulando poder no solamente en el SNTE, hizo alianzas con diversos funcionarios que le valieron lugares importantes en el gobierno, los cuales cedió a sus familiares cercanos y a súbditos a cambio de lealtad, […]” (Auli Silva, 2015, pág. 17).

Lo que causó, que Elba Esther Gordillo durante el gobierno de Salinas se convirtiera en Secretaria General del SNTE, porque representaba “vocación por el poder”, eso generó, que a pesar de que ya no era Secretaria General del SNTE, formará grupos que tuvieran las oportunidades de las instancias de decisión.

Pero, ella ha tenido a Fox como aliado, mostrando a Elba Esther Gordillo como “Favorita de palacio” (Ornelas, 2008, pág. 456). Generando, que Elba Esther Gordillo, se viera muy beneficiada durante el período de Fox, se firmó en está época el llamado e ““Compromiso Social por la Calidad de la Educación” el cual reconoció el poder fáctico compuesto por el SNTE, toda acción en educación por parte del gobierno era consultada con anticipación con Gordillo” (Auli Silva, 2015, pág. 18).

Ante lo mencionado, Elba Esther Gordillo fomentó una relación basada en corporativismo con Estado, ya que, prevaleció un control desenfrenado a los agremiados sin desconocer el sello semiprofesional del magisterio (Muñoz Armenta, 2008, pág. 398).

Por tanto, nuevamente, en el gobierno de Felipe Calderón Elba Esther Gordillo mantuvo su liderazgo en la SNTE, mostrando una perspectiva weberina “[…] que lideresa sindical se encontraba en […] en jaula de hierro, como diría Max Weber, y que no existe el poder que la pueda liberar” (Ornelas, 2008, pág. 463).

Es por eso, que, bajo la óptica de Elba Esther Gordillo, se debería establecer una alianza con el Presidente de la República en turno sin importar el proyecto educativo que se estableciera durante el sexenio y de qué partido se tratará. Con todo lo antes señalado, Elba Esther Gordillo se convirtió en aliada imprescindible de la Presidencia
(Muñoz Armenta, 2008, pág. 398).

No existen normas relacionadas con el abuso interno del SNTE, como: “El cobro de cuotas y la forma de emplearlas, […]- lo que ha generado una significativa fragilidad en materia de rendición de cuentas de los líderes hacia los trabajadores- […]” (Bensusán, 2000, pág. 418).

Aunque, el 13 de julio de 2003, la líder máxima del SNTE, Elba Esther Gordillo, fue expulsada del PRI, el partido en poder hasta 2000. Dicha expulsión señalaba a la “[…] dirigente de algún modo representa el rompimiento del último eslabón de la cadena que mantuvo a este importantísimo sindicato unido a los contingentes corporativos que sustentaron al Estado posrevolucionario” (Gatica Lara, 2007, pág. 73). Donde se denota, que existía una relación de privilegio por parte del poder ejecutivo.

Se denota, la autonomía que presenta Elba Esther Gordillo conocida como la “La Maestra”, quién siguió vigente a pesar de que, ya no sé encontrará en el PRI y para esto en año 2005 promovió el Partido de la Nueva Alianza; con los recursos tanto económicos como humanos del SNTE, así como por autoridades electorales. A pesar, de que muchos pensaban que la iban a derrotar, mostró como una líder máxima de la organización de carácter oligárquico que es el SNTE (Gatica Lara, 2007, pág. 75).

Mostrando un corporativismo oficial, encabezado por Elba Esther Gordillo y los presentantes de la burocracia. Para esto, la nueva estructura corporativista fue creada por la tendencia de “Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos”, el manejo turbio de los recursos sindicales; la concentración de facultades en la dirigencia; la ausencia de competencia real; […]” (Gatica Lara, 2007, pág. 77). Reiteradamente persistieron los mecanismos antidemocráticos tanto en la selección de los dirigentes y el poder que es de carácter oligárquico en el SNTE.

Con lo antes señalado, el SNTE es un sindicato cuya organización es de carácter oligárquico, ya que, “[…] “sus dirigentes nacionales tienden a constituir liderazgos que se mantienen en el poder por largas temporadas y se desempeñan como un grupo cerrado”, y como un grupo de interés “en lo relativo al aumento de salarios y prestaciones, […]” (Loyo Brambila, 2008, pág. 23). Entonces, representan un espacio de control, en lo que corresponde a la educación en México.

Convirtiéndose, el SNTE en el único sindicato que durante un período prolongado contó con su propio partido de (2005 al 2018), esto demuestra, una vez más que se trata de una organización política.
Con la construcción del Partido de Nueva Alianza, también conocido como PANAL, hace presencia y presión el SNTE, ya que por un período prologado confluyó al Estado posrevolucionario en reproducir una ideología populista y nacional; con tintes de la Revolución Mexicana.

Los cuales, sirvieron para determinar a la educación en México bajo a los principios de: Educación pública, laica y gratuita; que sustentaron la ideología del SNTE.
(Leyva Piña, 2006, págs. 54-64).

El poder y la presencia que posee el SNTE, es evidente. Por lo tanto, Santibañez (2008), en su análisis sobre SNTE como influencia en la Reforma Educativa, afirma, que el SNTE como sus agremiados se encontraban presentes en las comisiones a través de la mesa directiva. (Santibañez, 2008)

Añadiendo, que la lideresa Elba Esther Gordillo, fue señalada por el presidente Carlos Salinas de Gortari, como un mecanismo político para destruir a Barrios; y que, su poder fue en base a las alianzas que estableció con los diversos personajes políticos.

Donde el SNTE se convierte en quien co-goberna el Sistema Educativo. Esto es notable, porque, el 2007 se designó a Fernando González Sánchez, yerno de la presidenta vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo, como titular de la Subsecretaría de Educación Básica, que es un puesto clave e importante de la SEP. (Santibañez, 2008, pág.
421).

Esto ha fomentado, que el SNTE incentivos, que no siempre están ligados con los objetivos de eficiencia y de la mejora en la calidad educativa, estos se vuelven venerables en la medida que amenazan el poder político y económico de dicho sindicato educativo (Santibañez, 2008, pág. 425).

Agregando, lo que establece (Auli Silva, 2015), a partir del parafraseo a (Ornelas 2012), el SNTE es un sindicato cuyo poder es fáctico, porque “ […] fungió como mecanismo de control sobre los trabajadores de la educación, […]” (Auli Silva, 2015, pág.17).

Hasta, el día de hoy se ha convertido en un mecanismo obsoleto. Originando con esto, que Elba Esther Gordillo, a través de las diversas alianzas que ha hecho con los representantes del ejecutivo, obtenga beneficios, “ […] utilizando un discurso a favor de los trabajadores y al mismo tiempo a favor de las políticas del gobierno” (Auli Silva, 2015, pág. 17), fomentando con esto que permanezca en el poder del SNTE; cuyo poder de Elba Esther Gordillo se ha ido acrecentado a través de un “[…] poder no solamente en el SNTE” (Auli Silva, 2015, pág. 17),

Donde, Elba Esther Gordillo se ha convertido, a pesar de que la detuvieron y estuvo en la cárcel durante 6 años, en “[…] una obra política, como las que caracterizaban al viejo PRI cuando alguien ya no coincidía a sus propósitos (Auli Silva, 2015, pág. 20)”.

Porque, tanto a la detención de “La Maestra” como la Reforma Educativa, están ligadas, propiciando el presidente en turno Enrique Peña Nieto, que el poder que durante años se había desarrollado Elba Esther Gordillo, se eliminará y con esto al SNTE.

Creando con lo antes señalado, que la relación que se había generado con los trabajadores fuera de manera bajo un poder directo, por parte del Estado, “ Con la reforma educativa la relación del Estado y los trabajadores de la educación se volverá desde una configuración hegeliano-marxista una relación de “patrón-obrero” (Auli Silva,
2015, pág. 23)

Por supuesto, que Elba Esther Gordillo, durante el mandado de Felipe Calderón, siguió demostrando la burocracia sindical, para esto “La Maestra” mostró su mecanismo de control hacia el magisterio. Como consecuencia, el SNTE se convirtió en “[…] interlocutor reconocido por las autoridades educativas al conservar el monopolio de representación magisterial en buena parte del país” (Pérez-Ruiz & Sánchez-Díaz, 2013, pág. 90)

A manera de conclusión
Por consiguiente, el SNTE ha mostrado una gran capacidad de adopción en los diversos contextos tanto sociales como políticos. A pesar, de los orígenes del SNTE de responder a una necesidad y proyecto estatal, al paso del tiempo se consolidó el poder sindical que terminaría rivalizando con el Estado, a través de las políticas púbicas relacionadas con el sector educativo.
Con respecto, a la dinámica corporativa provocó monopolio el más evidente con Elba Esther Gordillo “La Maestra” ha tenido una relación con el Estado sexenio tras sexenio. Fomentado un sindicato con el SNTE fuerte a pesar de que sea un sindicato de iniciativa pública, ya que, no cuenta con competencia. (Bensusán & Tapia, 2011)

Durante, el gobierno de Enrique Peña Nieto, la lideresa del SNTE, se enfrentó a una ruptura del Estado con SNTE, dicho enfrentamiento se originó más allá de las visiones acerca del sector educativo, más bien, se necesitaba que Elba Esther Gordillo como representante vitalicia del SNTE no podía escapar del “ajuste de cuentas” (PérezRuiz & Sánchez-Díaz, 2013, págs. 97-98)

El SNTE, no puede pensarse como un grupo de interés que media entre la sociedad y el Estado, sino como una estructura antagónica frente al Estado y la sociedad; más cuando se enfrentan reformas educativas. Además, de que el SNTE, es un sindicato con aspectos corporativos, ya que, existe un grupo de interés corporativista que establece reglas, sanciones; añadiendo, que determina dicho grupo obligaciones y derechos en el interior, reproducir la dinámica de poder que tiene el SNTE. (Bensusán & Tapia, 2011, págs. 30-32).

Para finalizar, Elba Esther Gordillo, quién permaneció como lideresa máxima durante 24 años interrumpidos. Se puede denotar, que a pesar de que por cinco años y medio permaneció en la cárcel; se convirtió en un símbolo de identidad para ejemplificar el poder del corporativismo sindical mexicano. Además, de ser un personaje crucial e
influyente para la política en México, durante su liderazgo y posteriormente después de ser expulsada del PRI en el 2006.

Bibliografía
Arnaut, A. (1992). La evolución de los grupos hegemónicos en el SNTE . México: CIDE.
Arnaut, A. (1996). Historia de una profesión: maestros de educación primaria en México 1887-1994. México: CIDE.
Auli Silva, J. I. (2015). El futuro del Sindicato Magisterial en México. Revista de Ciencias de la Educación Academicus, 15-24.
Bensusán, G. (2000). La democracia en los sindicatos: enfoques y problemas. En Tratado Latinoamericano de Sociología del Trabajo. México: El Colegio de México/Flacsosede México/UAM-Xochimilco/FCE.
Bensusán, G., & Tapia, L. A. (2011). El SNTE: una experiencia singular en el sindicalismo mexicano. El Cotidiano 168, 17-32.
Gatica Lara, I. (2007). El corporativismo sindicalmexicano en su encrucijada. El Cotidiano 143, 71-79.
Leyva Piña, M. A. (2006). Partido Nueva Alianza: la metamorfosis del SNTE en partido. El Cotidiano 141, 54-64.
Muñoz Armenta, A. (2008). Escenarios e identidades del SNTE. Entre el sistema educativo y el sistema político. Consejo Mexicano de Investigación Educativa. A.C., 377-417.
Ornelas, C. (2008). EL SNTE, Elba Esther Gordillo y el gobierno de Calderón». México.
Revista Mexicana de Investigación Educativa. Vol. 13 Num. 37, 445-469.
SNTE. (1989). Historia mínima del SNTE. 45 años de lucha permanente. México: del Magisterio.

Oliver Hernández, Estela. “Problemas Actuales de la Educación Pública y PrivadaMéxico : CEAAMER, 2019. 11 hojas

Check Also

Imagen de Articulo

López Pérez, Manuel Jesús -La investigación en innovación

DOCTORADO EN EDUCACIÓNASIGNATURA: Procesos y Herramientasen la Innovación EducativaCUATRIMESTRE: SegundoTAREA No: 2.TÍTULO: La Investigación en …

Powered by keepvid themefull earn money