Home / Educación / Caso Práctico: Desorden de Integración Sensorial

Caso Práctico: Desorden de Integración Sensorial

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE LAS AMÉRICAS

Licenciatura en Pedagogía

 

Materia: Psicología Infantil (LPE42)

Maestra: Dra. Margarita Moreno Murillo

Alumna: Guadalupe Elizabeth Cardoso Hernández

Caso Práctico: Realizar un trabajo de investigación sobre la integración sensorial como una herramienta para la solución de alteraciones en el desarrollo psicológico infantil.

Desorden de Integración sensorial: un trastorno poco conocido y malentendido

 

 

ÍNDICE

Introducción………………………………………………………………………..4

Qué es el desorden de Procesamiento Sensorial………….…………..……….5

¿Por qué este tema en particular?………………………………………………..6

Desarrollo………………………………………………….…………………….……8

Conclusión…………………………………………………………………………….11

Bibliografía………………………….…………………………………………………13

 

INTRODUCCIÓN

No existen dos niños iguales en el mundo, sin embargo puede llegar un momento en que como padres de familia nos cuestionemos acerca del comportamiento de nuestros niños el cual puede ser muy diferente al de otros niños, en la forma en que él o ella reacciona o interactúa con otros niños.

Ciertos niños pareciera que no se le puede tocar ni con un dedo, estalla en pataletas interminables desencadenadas por pequeñas situaciones, la comida es una verdadera pesadilla ya que se niega a abrir la boca, los días de escuela son un reto, los profesores se quejan, las calificaciones bajan y no puede concentrarse en clase.

Y aunque todo el mundo nos asegure que esto es parte de una fase normal de crecimiento no podemos evitar preocuparnos.

Los estudios científicos han revelado que el 15.5% de los niños en edad escolar de la población general tiene dificultades con la regulación sensorial de su entorno (Reynolds, et al, 2008).

Esto significa que algunos niños pueden presentar más dificultades que otros en el procesamiento de las diferencias entre estímulos emocionales, motrices y sensoriales que son necesarias para la vida diaria.

En tales casos, se puede requerir de una intervención que puede resultar útil en el tratamiento de las necesidades del niño, su comportamiento, su capacidad de afrontamiento y la interacción con su entorno y otros niños.

 

¿Qué es el Desorden de Procesamiento Sensorial?

El Desorden de Integración Sensorial (DIS), fue descrito inicialmente por la doctora A. Jean Ayres PhD, terapeuta ocupacional y psicóloga educativa, como un “atasco “neurológico que impide que ciertas partes del cerebro reciban e interpreten adecuadamente cierta información sensorial y respuestas corporales.

Las publicaciones de la doctora Ayres, han inspirado a muchos otros a investigar más sobre el Trastorno de Procesamiento Sensorial, tanto en niños como en adultos.

El Desorden de Procesamiento Sensorial también puede ser descrito como una condición por la cual el sistema nervioso recibe mensajes de nuestros sentidos pero tiene dificultades en el procesamiento de la información sensorial para trasmitir adecuadamente las respuestas motrices y comportamentales.

Las personas con el Desorden de Integración Sensorial malinterpretan la información sensorial cotidiana como el tacto, el sonido y el movimiento.  Ellos pueden sentirse abrumados por la información sensorial y pueden buscar ciertas experiencias sensoriales y evitar otras.

Algunos ejemplos de conductas externas incluyen ser hipersensibles a las sensaciones tales como la textura de la ropa, el contacto físico cercano, la luz brillante y ciertos sonidos que pueden ser abrumadores o causar irritación en los niños con DIS.

Algunos otros niños pueden ser poco o no sensibles al medio ambiente o a la estimulación, incluso cuando el dolor o calor o frió extremos normalmente deberían causar una reacción.

En ocasiones los desórdenes de integración sensorial pueden afectar los músculos y las articulaciones lo cual afecta el desarrollo de habilidades motoras, la postura y el equilibrio corporal del niño.

¿Por qué este tema en particular?

Bueno lo que notamos en la información anterior es que realmente el desorden de integración sensorial es un problema que se debe abordar desde los primeros síntomas que se presentan, y a causa de esto las dificultades a niveles intelectuales son bajas y con lesiones neurológicas.

Los desórdenes de procesamiento de integración sensorial que se abarcaran son:

Desordenes de modulación sensorial (Hiperresponsividad sensorial, Hiporresponsividad sensorial, Búsqueda/necesidad sensorial)

Desorden motor de base sensorial (Dispraxia, Desorden postural)

Desorden de discriminación sensorial (visual, táctil, vestibular, propioceptiva, gusto/olfato)

Ante tales diagnósticos que se le hacen a los niños que presentan problemas de aprendizaje o de motricidad encontramos más frecuente es la dislexia. Los niños no tienen dificultades con las palabras como base del problema, sino que tienen dificultades en la integración sensorial, presentando problemas de organización espacial, planificación motriz, memorización, etc. Y como causa más evidente aparecen los problemas con las palabras o dislexia (en la escritura, lectura, comprensión lectora, lenguaje escrito expresivo…).

Desarrollo

Es el proceso neurológico de organizar la información que percibimos de nuestro cuerpo y del entorno que nos rodea. Ocurre en el sistema nervioso central, cuya función principal es la de integrar esta información que recibe: es el proceso de la Integración Sensorial. Cuando nuestro cerebro procesa de forma correcta la información sensorial, respondemos adecuadamente y de forma automática y somos capaces de realizarlo gracias a la capacidad del cerebro de modular los mensajes sensoriales. Este es capaz de regular su propia actividad, influyendo directamente en nuestra actividad a nivel mental, físico y emocional.
El sistema nervioso central está continuamente modulando su nivel de actividad, para dar la respuesta adecuada en cada momento. A lo largo del día recibimos millones de estímulos sensoriales, muchos de ellos son irrelevantes para nosotros y nuestro cerebro debe inhibir la información que no necesitamos. La inhibición es necesaria puesto que sin ella sería agotador vivir en un entorno repleto de estímulos sensoriales.
Si el cerebro no sabe inhibir correctamente la información sensorial irrelevante, estamos constantemente prestando la máxima atención a todos los estímulos que recibimos. Es necesario aprender a ignorar gran parte de los estímulos, para poder dar respuestas adaptadas y prestar atención a lo que realmente es importante para nosotros en cada momento.

Independiente de cuantos sentidos se encuentren afectados los niños con DPS, presentan dificultades con el procesamiento sensorial que pueden conducir a problemas emocionales, sociales y educativos.

Sobre todo cuando ello les genera dificultades para contactar con otros, hacer amigos o ser parte de un grupo social.  Esta situación puede generar sentimientos de baja auto estima, lo que los lleva a preferir el aislamiento en lugar de interactuar con sus compañeros.

Otros niños pueden manifestar un comportamiento reactivo que puede llevarlos a ser etiquetados como  traviesos, “fuera de control” lo que puede afectar su desempeño académico en el aula de clase.

Desafortunadamente el desconocimiento de cómo responder con niños con el Trastorno de Procesamiento Sensorial por parte de los padres y educadores a menudo conduce a sentimientos de frustración, depresión o comportamientos agresivos por parte de los niños.

Indicativos

¿Cómo sabemos si el niño/a tiene dificultades de integración sensorial como causa de sus problemas de aprendizaje? Hay múltiples indicativos que ayudan a los padres y maestros a detectar fácilmente el origen del problema.

– No existe ninguna alteración motriz (el niño puede saltar, puede correr), pero no puede desarrollar acciones motrices complejas o con varios pasos
– Escucha bien pero parece que no comprende, le cuesta prestar atención a pesar de que puede mirar una película o un cuento durante largo rato
– Tiene reacciones exageradas de miedo ante movimientos habituales en los niños
– Busca el movimiento de forma descontrolada (parece hiperactivo)
– Parece inteligente pero no logra desempeñar actividades que le corresponden a su edad cronológica
– No tolera manipular objetos o texturas que son sucias (ceras, barro, plastilina, arena, pintura de dedos, espuma…)
– Le cuesta aprender nuevas acciones motrices
– Es descoordinado, patoso, se cae al suelo frecuentemente, choca contra todo
– Le cuesta aceptar el contacto físico de las demás personas

Todas estas dificultades en la integración sensorial suceden cuando alguno de nuestros sistemas sensoriales no es interpretado (procesado) de forma correcta. Cuando existe un desorden en la integración sensorial, una gran variedad de problemas en el aprendizaje, en el desarrollo motriz, en el lenguaje o en la conducta, pueden observarse: hiperactividad, dificultades en la lecto-escritura, descoordinación motriz, alteraciones conductuales, problemas emocionales, dificultades de aprendizaje académico, etc.

Conclusión

Como tal no se explicó uno de los problemas que se presentan en la integración sensorial, pero si pudimos abarcar cierta información en la cual podremos guiarnos más acerca del tema, puesto que es un tema demasiado largo. Pero de lo que si fue que no nos quedamos con la duda acerca de este problema.

En conclusión podremos decir que primero los padres deben evaluar si es que sus pequeños presentan estas dificultades y de ser así, estimular lo que es relevante aquí (el problema). Y en segundo entender que la integración sensorial no es más que la capacidad de procesar correctamente los estímulos sensoriales de nuestro entorno, y generar las repuestas adaptadas que se nos exigen (ejem: actualmente el sistema escolar exige que un niño de 5-6 años aprenda a leer, con lo cual, cuando un niño no ha aprendido a leer a esta edad, se considera que no está respondiendo de forma adaptada a las demandas de su entorno).

El Sistema Nervioso Central percibe todas las sensaciones, y se encarga de dirigirlas hacia el lugar adecuado y generar las respuestas correctas. Es algo parecido al trabajo de un policía de tráfico, que se encuentra localizado en el tronco encefálico, y debe dirigir el tráfico de sensaciones hacia el lugar adecuado, para poder dar respuesta a las demandas del entorno. El policía debe realizar dos funciones importantes:

– Cerrar el paso a todos aquellos estímulos que no son relevantes para la actividad que estamos realizando. Es la inhibición de los estímulos sensoriales.
– Dirigir los estímulos hacia el lugar adecuado para que sean procesados de forma correcta e integrados a nivel neurológico. Es la organización de los estímulos sensoriales.

 

Bibliografía

https://www.actualidadenpsicologia.com/trastorno-integracion-sensorial/

http://trastornosdeconductainfantil.blogspot.mx/2010/10/trastorno-de-integracion-sensorial.html

https://www.psyciencia.com/que-es-el-trastorno-de-procesamiento-sensorial/

 

Cardoso Hernández, Guadalupe Elizabeth. Psicología Infantil. México: CEAAMER, 11 h.

Check Also

Imagen de Articulo

López Pérez, Manuel Jesús -La investigación en innovación

DOCTORADO EN EDUCACIÓNASIGNATURA: Procesos y Herramientasen la Innovación EducativaCUATRIMESTRE: SegundoTAREA No: 2.TÍTULO: La Investigación en …

Powered by keepvid themefull earn money